Saltar al contenido
Mereces Lo Que Sueñas

Volcán Kawah Ijen- El cráter del Infierno

Volcán Kawah Ijen

Ubicación del Volcán Kawah Ijen

El volcán Kawah Ijen se encuentra en Banyuwangi, en la Isla de Java, Indonesia.

Esta Ciudad es la más cercana e ideal para hacer base y luego visitar el Kawah Ijen ya que los medios de transporte desde distintos puntos del País llegan aquí.

La distancia entre la Ciudad y el punto de partida para el ascenso es de 47 kms.

 Historia de vida de los Mineros en el Volcán Kawah Ijen

Para muchos de Nosotros, comenzar el ascenso hacia el Volcán Kawah Ijen no fue más que una atracción y/o excursión, motivada por ver los famosos “Blue Fires” o “fuegos azules”, un fenómeno natural que se produce aquí de manera inusual.

Sin embargo, quienes tuvimos la suerte de visitar este lugar, descubrimos la conmovedora historia de cientos de personas para quienes el volcán no es más que su lugar de trabajo, ya que allí funciona una mina de azufre.

Cada día de su vida, estos Mineros suben durante dos horas ladera arriba hacia el cráter, que se encuentra a 2.836 mts. de altura. Una vez allí, comienzan el descenso de unos 300 mts. sobre un sendero de roca en desnivel, en partes muy pronunciado, con el fin de ingresar a este cráter que es desde donde extraen el azufre.

Muchos de los mineros realizan día tras día este camino, al menos dos veces, acarreando el carro con el que luego bajarán el azufre.

Es conmovedor ver la forma en que estas personas sacrifican su vida trabajando en este volcán con condiciones tan hostiles, que lo convierten en un verdadero infierno.

Volcán Kawah Ijen

Se dice que los Mineros que trabajan aquí “venden su alma al diablo”, ya que si bien es cierto que desde el punto de vista occidental, el salario en la mina puede resultarnos una miseria y totalmente desproporcionado con el esfuerzo que implica, también es cierto que en estas tierras, es mucho más que lo que obtendrían trabajando en un arrozal o en una plantación de café.

La ganancia de los Mineros es de 0,05 centavos de euro por cada kilo de piedra de azufre entregado. Es decir, si realizan entre dos y tres viajes por día de 60, 70 u 80 kg., obtienen entre 7 y 12 euros, lo que significa un promedio de 200 a 300 euros al mes, solo descansando 4 días.

Volcán Kawah Ijen

Ahora bien, teniendo en cuenta que en Indonesia, solo el 40% de la población supera el sueldo de 175 euros al mes, cobra mayor significado la elección de estos Mineros de sacrificar años de su vida trabajando en este mina.

Lo decimos de esa manera porque es tanto el daño que ocasiona este trabajo en la salud, que el promedio de vida de los Mineros es bajo.

Sin embargo y a pesar de estas condiciones hostiles, los Mineros te contarán orgullosos que pueden ganarse la vida y darse ciertos gustos a los que otras personas no pueden acceder. Como por ejemplo, la posibilidad de poder alimentar a toda su familia, ayudar a sus hijos con el estudio y hasta poder comprarse su propio tabaco.

Como dato de color, podemos agregar que es una de las pocas minas que quedan en el mundo, exenta de mecanización. Lo paradójico es que los propios mineros se niegan a que estas condiciones cambien ya que saben que si la mina se mecaniza, la gran mayoría perdería su trabajo.

Haber sufrido en carne propia la asfixia que provocan las ráfagas de viento cuando traen la nube de gas sulfúrico, la cual no te permite respirar a pesar de contar con las máscaras anti gas, nos lleva a reflexionar profundamente sobre la explotación que implica este trabajo inhumano. Es por ello que queremos dar cuenta de ello y visibilizarlo en este espacio.

Sobre todo porque la Empresa que explota esta mina llamada PT Candi Ngrimbi, desde el año 1967, ni siquiera le provee a los Mineros las máscaras anti gas para respirar. Algunos pocos de Ellos usan alguna máscara que le han dejado personas que han ido a documentar el volcán. Por ello, solo se cubren con trapos húmedos y hasta con sus propias remeras.

En consecuencia, los Mineros respiran este aire tóxico de forma constante ya que para extraer el azufre, tienen que clavar sus lanzas al lado de las fumarolas volcánicas, donde el sulfuro de hidrógeno y el dióxido de azufre envenenan el aire.

Volcán Kawah Ijen
Minero extrayendo el azufre del crater del volcán

A raíz de ello, es normal que estos Mineros sufran lesiones en las encías, en los dientes y en la tráquea; así como también bronquitis, asma, enfisema, cáncer. A su vez, el dióxido de azufre en sus ojos crea ácido sulfúrico provocando ardor durante días y daños a mediano plazo.

Otras consecuencias de este trabajo son: llagas en los hombros, cortes en las manos, artrosis, escoliosis, quebraduras en sus espaldas, clavícula; todo ello producto de cargar dos cestas llenas de piedras de azufre que llevan atadas en los extremos de una caña de bambú sobre sus hombros.

Volcán Kawah Ijen

Verlos subir esos 300 mts. para salir del cráter es realmente desgarrador. Dan pequeños pasos mientras caminan entre las rocas cuesta arriba y cada tanto paran para tomar bocanadas de aire para luego continuar. La expresión en sus caras transmiten que el peso que llevan encima de sus hombros es superior a su propio cuerpo.

Cuando encuentran dos rocas más o menos alineadas, aprovechan para apoyar las cestas cargadas de piedras de azufre sobre ellas.  Allí descansan unos pocos minutos y vuelven a arrancar.

Cada tanto, cuando el camino se cubre con ese maldito gas sulfúrico que trae el viento, se los escucha toser al igual que los turistas que emprendemos la misma ruta, como prueba de que a pesar de respirarlo todos los días, el ardor sigue siendo el mismo.

Volcán Kawah Ijen

Durante ese trayecto, un Minero se detuvo para preguntarnos primero nuestros nombre y luego pasó a ofrecernos los souvenirs con forma de tortugas o de hectalactitas, que hacen con el mismo azufre que extraen.

Allí nos contó que tiempo atrás se había quebrado la clavícula y que por ello no podía cargar las cestas de azufre. Cuando se corrió la remera para mostrarnos, nuestra impresión fue muy grande.

Por otro lado, durante el primer tramo de subida hacia el cráter, vimos a algunos Mineros intentando ganarse la vida, ofreciéndose como una especie de taxis humanos que te llevan hasta la cima.

La operatoria consiste en subirte al carro de dos ruedas que acarrean, el mismo que utilizan para bajar el azufre y luego te remolcan hacia arriba entre al menos tres personas. Hacen un esfuerzo enorme ya que la mayoría de la subida del volcán es muy empinada.

Solo vimos a una persona que evidentemente decidió subirlo de esa manera. La imagen nos resultó fuerte. Es chocante porque la sensación es de esclavitud. Nos pareció estar viendo una película de época en la que un Rey es cargado por sus sirvientes en su trono.

Lo duro es saber que si se ofrecen a llevarte haciendo tremenda fuerza es porque realmente necesitan ganarse la vida. Probablemente llevando a una persona hacia la cima o vendiendo algún souvenir a los turistas, terminen obteniendo lo mismo que en su día de trabajo en la mina.

A pesar de ello, nuestra consciencia no nos hubiese permitido subir el volcán de esa manera.

Qué son los “Blue Fire” o “Fuegos Azules”

El motivo por el cual la mayoría de las personas visitamos el volcán es presenciar y ver con nuestros propios ojos ese fenómeno de la naturaleza que se produce de forma inusual en el volcán Kawah Ijen.

Los “blue fires” o “fuegos azules” son el resultado de la emisión de ríos de luz, que se producen a partir de la quema de azufre. Como hemos dicho anteriormente, el Volcán Kawah Ijen funciona como una mina de azufre debido a la cantidad que produce.

Foto por Olivier Grunewald

¿Son los “blue fire” un río de lava azul?

La respuesta es NO. Habíamos leído en varios sitios web que este fenómeno que se podía ver en el Volcán Kawah Ijen era lava azul.

Sin embargo, previo a nuestro ascenso al volcán y dada nuestra curiosidad, nos dedicamos a buscar información respecto de este fenómeno. Allí descubrimos que todo el asunto de la lava azul era en verdad información errónea.

Las llamas azules que emite el volcán son en verdad la combustión de gases sulfúricos. Estos gases se fugan de las grietas del volcán a alta presión y temperatura, alcanzando hasta 600 ° C, lo que provoca que cuando entran en contacto con el aire, se enciendan y envíen llamas de hasta 5 metros de altura.

Si les interesa conocer en profundidad sobre los “blue fire”, les dejamos el siguiente enlace que corresponde a un artículo de National Geographic, en donde se explica bien y detalladamente.

A Nosotras no nos tocó el mejor día para ver las luces azules en su esplendor ya que el día que fuimos había mucho viento, lo que no nos permitió ver la cantidad de llamas azules que habíamos visto en algunas fotos.

Si bien es cuestión de suerte poder ver las llamas en todo su esplendor, ya que la naturaleza es la que manda, merece igual la pena ir para ver este fenómeno que es inusual en un volcán.

Características del Kawah Ijen

 
El volcán Kawah Ijen forma parte de un grupo de estratovolcanes activos situados en la provincia de Java Oriental.
 
El cráter del volcán es uno de los pocos lugares del mundo donde se lleva a cabo una actividad minera completamente exenta de mecanización. Los mineros trabajan acarreando bloques de azufre que superan su propio peso.
 
Este volcán es escenario de fenómenos poco habituales ya que no hay muchos lugares en el mundo donde se pueda apreciar la belleza de los fuegos azules que desprenden dióxido de azufre, un gas altamente irritante y tóxico y principal causante de la llamada lluvia ácida. Estas llamas acompañan el
descenso de los ríos de azufre líquido en plena combustión.
 
La particularidad de este volcán es la gran cantidad de acumulación de azufre que alberga en su interior. Un gran porcentaje emerge en estado líquido formando ríos de color rojizo que al solidificarse por el contacto con la atmósfera forman grandes bloques de color amarillo.
Volcán Kawah Ijen
 

Lago Kawah Ijen situado en el cráter del Volcán

 
Las aguas del lago Kawah Ijen son de una tonalidad azul turquesa opaco y poseen una acidez y toxicidad extremas ya que están cargadas de ácido sulfúrico y de ácido clorhídrico.
Los llameantes ríos ácidos concluyen su recorrido en la cuenca de este gran lago ácido formado en el interior del cráter.
 
Con un kilómetro de diámetro, es el mayor lago del mundo de estas características.
Es un un lago humeante y caliente (a unos 40 °C de temperatura). Darte un baño aquí sería una pésima idea no ya que contiene nada menos que 36 millones de metros cúbicos de ácido sulfúrico y ácido clorhídrico.
Volcán Kawah Ijen

Ascenso al Volcán Kawah Ijen

 
En primer lugar, tenemos que decir que para ver las luces azules es necesario llegar de noche ya que de lo contrario la luz del día no nos permite poder apreciarlas.
 
Lo cierto es que subirlo nos costó más de lo que imaginábamos, creemos que un poco como consecuencia de comenzar a subirlo a las 2 am, lo que implica que el descanso previo no haya sido el adecuado, pero fundamentalmente porque el camino es todo en subida. Por todo ello, lo hicimos a paso lento.
 
Llegar hasta la base nos tomó aproximadamente 2 horas y media. Una vez que llegamos hasta allí y a pesar de que un cartel prohibe a los turistas descender hacia el cráter, decidimos bajar igual e introducirnos en él ya que queríamos ver de cerca las luces azules.
 
Dicho descenso de aproximadamente 300 mts. se hace en un camino entre las rocas que por momentos se hace bastante empinado, lo que nos llevó 4o minutos más.
 
Para que tengan una referencia, Nosotras salimos en moto desde el centro de Banyuwangi, a las 12 de la noche, llegamos al volcán y comenzamos el ascenso aproximadamente a la 1:50 am y entre las 4:30 y 5 am llegamos al cráter desde donde pudimos apreciar las famosas luces azules.
Volcán Kawah Ijen Volcán Kawah Ijen
Volcán Kawah Ijen

Cómo llegar a la Ciudad de Banyuwangi

  • La Ciudad de Banyuwangi es la primer Ciudad cuando cruzas en Ferry desde Bali hacia la Isla de Java. Por ende, si tu primer destino en Indonesia es Bali y tienes pensado ir al Kawah Ijen, tienes que llegar al pueblo de Gilimanuk, desde donde sale el Ferry público que desembarcará en Banyuwangi. El costo para cruzar es de  RP 6.500, realmente muy barato.
  • Si por el contrario, ya te encuentras en la Isla de Java y tienes pensado visitar como último punto de la Isla, el Kawah Ijen, te recomendamos que te tomes el tren a la estación de Karangasem, en Banyuwangi. Dicho tren tiene tres categorías: económica, business y  ejecutiva. Los precios varían de acuerdo a cual de ellas elijas. Tenemos que destacar que son un lujo, de hecho Nosotras viajamos en la más barata (económica) y el viaje nos resultó muy placentero.
  • Si te encuentras visitando el Volcán Bromo, una vez que regreses de Cemara Lawang, deberás dirigirte a la estación de tren de Probolinggo y desde allí tomarte el tren hasta Karangasem, Banyuwangi.
  • Los precios de los trenes son muy variados, en primer lugar y como dijimos anteriormente dependerá de la categoría que elijas pero también influirá mucho el horario. A modo de referencia, el tren más económico que se pueden tomar, ronda los RP 27.000 (clase económica), horario de salida 6: 44 am y el más caro cuesta RP 145.000 (clase ejecutiva), saliendo a las 23:58 hs.

Podrán viajar en tren también desde otros puntos de Java, tales como Yogyakarta, Jakarta, Surabaya, etc.

Aquí les dejamos la página Web llamada Traveloka desde donde pueden consultar los horarios, destinos y hasta comprar los tickets online. Cuando ingresen a la página, deberán clickear en la opción “Kareta Api”, que es la que corresponde a los trenes.

  • Les aconsejamos que si van a viajar en tren compren los tickets con anticipación, al menos con dos o tres días, ya que 24 horas antes de la salida se desactiva la opción para comprar online. Por otro lado, si viajan durante el fin de semana los pasajes se agotan rápido, sobre todo los de clase económica.
  • Otra opción para llegar a Banyuwangi es tomarse un Bus. Si bien Nosotras no lo hemos experimentado, sabemos que es otra alternativa de transporte más costosa.

Cómo llegar por libre al volcán Kawah Ijen desde Banyuwangi

 
Ni bien llegamos a la Ciudad de Banyuwangi empezamos a buscar la manera más económica que podíamos encontrar para subir el volcán. Averiguando y leyendo, nos decidimos por la que consideramos la más barata. La moto.
 
En principio nos generaba dudas porque sabíamos que teníamos que hacer el trayecto hasta la base durante la noche y eso nos inquietaba un poco. Sobre todo teniendo en cuenta que estábamos a 47 kms. de la base del volcán. Pero el miedo no nos iba a detener.
 
La verdad es que alquilar la moto en Banyuwangi no nos fue nada fácil. A contrario de lo que pensábamos, comenzamos a caminar por las calles más céntricas de la Ciudad y no encontrábamos ningún local que las alquilara ni nadie que las ofreciera.
 
Pero finalmente, caminando y preguntando, una joven y un señor que trabajaban en un edificio público se ofrecieron a llevarnos desinteresadamente en sus respectivas motos hacia el lugar de alquiler que Ellos conocían.
 
Este lugar se encontraba a unos 7 kms. del centro, justo enfrente de la estación de tren Karangasem. Allí alquilamos la moto por RP 75.000 el día. Como vimos que también alquilaban las máscaras anti gas que necesitábamos para el volcán, aprovechamos y las rentamos también por un valor de RP 25.000 cada una.
 
Ya con la moto alquilada nos fuimos al Hotel a intentar descansar y dormir algunas horas ya que a las 12 de la noche pensábamos estar saliendo en la moto rumbo a la base del Volcán Kawah Ijen.
El trayecto en ruta hacia la base nos tomó alrededor de 1 hora y media y afortunadamente el camino está bien señalizado.
 
En algunos tramos de la ruta tuvimos que bajar la velocidad ya que ésta no se encuentra en buen estado y la visibilidad durante la noche es más reducida.
Queremos advertirles que cerca del volcán, unos señores que se encuentran al costado de la ruta, se encargan de hacerte señas para que frenes con el fin de cobrarte RP 2.000. El motivo es un supuesto peaje que tienes que pagar tan solo por pasar por allí.
 
La verdad es que nos dio bronca, simplemente porque dudamos de su legalidad ya que estos señores vestidos de civiles y con caras de pocos amigos, ni siquiera te exhiben identificación alguna. Lo cierto es que tampoco podíamos negarnos y arriesgarnos a que nos pase cualquier cosa.
 
Unos autos que pasaban mientras Nosotras estábamos pagando, no tan solo que no se detuvieron sino que cuando los vieron aceleraron aun más, lo que nos confirmó que todo se trataba de una extorsión.
Por último, una vez que llegamos a la base del volcán, estacionamos la moto y nos dijeron que teníamos que pagar el ticket para poder ingresar. Dicha entrada nos costó RP 100.000 a cada una.

 Excursión al Volcán

 
Ni bien llegamos a Banyuwangi, lo primero que ocurre es que varias personas se acercan para ofrecerte  el tour al volcán. Como Nosotras sabíamos de antemano que íbamos a buscar la opción más barata, nos negamos a cada uno de los ofrecimientos.
 
Pero para que tengan una referencia, la excursión que te ofrecen incluye el traslado de ida y vuelta hacia la base del volcán, más un guía que te acompaña durante el ascenso y posterior descenso al cráter, por un valor de entre RP 250.000 y RP 300.000. De todas maneras todo en este País es negociable.
 

 Dónde alojarse

 
En nuestro caso, en virtud de que llegamos desde Bali en el Ferry público, la mejor opción que tuvimos fue quedarnos en el centro de Banyuwangi desde donde alquilamos la moto para dirigirnos por la noche y por nuestra cuenta al volcán.
 
Aquí encontramos un alojamiento llamado RR Hotel cuya habitación más económica nos costó RP 175.000.
 
Si bien no es el hospedaje más barato que pueden encontrar no es tampoco de los más caros. Sin embargo, las instalaciones del hotel son acorde al precio que se paga. Un buen desayuno, el aire acondicionado, una cama cómoda, el buen trato y sobre todo la limpieza de sus instalaciones fueron factores que nos dejaron muy conformes con este alojamiento.
 
Sobre todo teniendo en cuenta que en Indonesia no es para nada fácil encontrar lugares que reúnan todos estas variables.