Saltar al contenido
Mereces Lo Que Sueñas

Cómo llegar al Monte Bromo por libre

Volcán Bromo

El día comenzó muy temprano en la mañana en la localidad de Banyuwangi, en la Isla de Java, Indonesia, donde habíamos permanecido dos noches para conocer el Kawah Ijen (volcán que tiene la particularidad que en su cráter se pueden ver los “blue fires” o fuegos azules, un fenómeno muy inusual ¿Quieres saber más? Haz click en el siguiente enlace: Volcán Kawah Ijen- El cráter del Infierno).

Desde ahí queríamos viajar por primera vez en tren, en un recorrido que duraría aproximadamente 5 horas y nos llevaría a la estación de Probolinggo desde donde luego iríamos al Bromo.

Estábamos nerviosas porque no sabíamos si lograríamos subirnos ya que desacertadamente no habíamos comprado los pasajes del tren con anticipación. La gente del hotel nos decía que era prácticamente imposible que pudiéramos subirnos ya que encima de todo se nos había hecho tarde y la venta de tickets, según Ellos, ya había cerrado.

A pesar de todo y fiel a nuestra forma de viajar, nos jugamos y nos fuimos con cierta obstinación rumbo a la estación del tren llamada Karangasem, con la esperanza y la corazonada de que lograríamos subirnos a ese bendito tren.

  • El objetivo: visitar el Monte Bromo que se encuentra en el este de Java. Uno de los tantos volcanes activos que tiene Indonesia. Forma parte del macizo de Tengger, se eleva unos 2.329 mts. y aunque no es el pico más alto del macizo, si es el más conocido.

Finalmente y con la suerte a nuestro favor, pudimos conseguir los pasajes sin problema, a pesar de que estábamos a tan solo 5 minutos del arribo del tren.

Habíamos leído muy malas experiencias respecto de gente que había intentado llegar por libre al Bromo, al punto que algunos recomendaban pagar inexorablemente una excursión para no tener que pasar por todo el trastorno que significaba llegar al Volcán con un presupuesto mochilero.

Pero Nosotras nos negábamos a esa idea ya que no queríamos por nada del mundo pagar ningún tour. De lo contrario preferíamos no ir y quedarnos con las ganas de conocerlo.

Más allá de eso y sabiendo lo que nos esperaba, estábamos disfrutando del viaje en tren, no nos cansábamos de admirar por la ventana cada arrozal que nos cruzábamos por el camino.

Nos maravillaba ver el trabajo que hacía la gente en el campo y en cada pedacito de tierra que se veía ya que absolutamente todo estaba sembrado. Tal es así que el recuerdo más grande que nos llevamos de Indonesia, es su gente con ese espíritu entrañable de trabajo y de esfuerzo.

El tren tiene esa magia que hace que no necesites ver una película para entretenerte y pasar las horas. Las mejores tomas las ves por tu ventana y generalmente son las que están por venir. Tampoco nos cansábamos de ver esas secuencias fugaces que nos llevaban a imaginar la historia de aquellas personas que aparecían e íbamos dejando atrás.

Por ello, deseábamos que el viaje no se termine nunca. Sin embargo, de un momento a otro, el tren llegó a la estación de Probolinggo, donde debíamos bajarnos para enfrentar la realidad y a esos “tipos malos” que iban a intentar llevarnos al Bromo exprimiendo cada centavo de nuestra billetera.

Pero como Nosotras veníamos alertadas por todo lo que habíamos leído y no estábamos dispuestas a permitir que nos cobraran cualquier cosa, salimos con cara de pocos amigos de la estación. Sin escuchar absolutamente a nadie que se acercaba a vendernos el volcán.

Debo confesar que disfrutamos bastante de ese momento, diciendo que no a todo el mundo en clara muestra de que al menos Nosotras no íbamos a caer en su trampa.

Claramente la información que llevábamos nos había empoderado e hicimos honor a esa gran verdad que dice “la información es poder”.

Cómo llegar desde Probolinggo a Cemara Lawang

Salimos de la estación de tren directo a tomarnos el bus público que en su parte delantera tenía la letra D, sabíamos de antemano que ese era la que se dirigía a la estación de buses desde donde encontraríamos las  mini van que nos llevarían a Cemara Lawang.

Volcán Bromo

El valor de ese bus nos costó Rp. 5.000, por supuesto que primero el chofer intentó cobrarnos cualquier cosa, hasta tres veces más de lo que salía, pero como conocíamos cual era el verdadero valor, le dijimos que no pagaríamos más que eso. Y por supuesto que accedió a llevarnos igual.

Camino a la estación de ómnibus, el bus se detuvo en una especie de “agencia” en donde un señor se acercó a decirnos que ese era el lugar donde debíamos bajarnos si queríamos ir a Cemara Lawang, sabíamos también que eso iba a suceder asique todo se estaba dando tal cual lo habíamos leído.

Era como un guión que se repetía sin cambiarle ninguna coma. En consecuencia nos negamos a quedarnos allí y le insistimos al chofer para que continúe viaje hacia la estación de buses.

Cuando el chofer arrancó y dejamos la agencia atrás, nos dimos cuenta que habíamos vencido el primer obstáculo.

Finalmente, el bus llegó al lugar desde donde salen las “mini van” (unos vehículos viejos y deteriorados) que identificamos rápidamente ya que había varias iguales estacionadas. Este lugar se encuentra muy cerca de la estación de buses y afortunadamente, el colectivo público te deja allí.

Ni bien nos bajamos, un chico vino rápidamente hacia Nosotras a decirnos que si íbamos para Cemara Lawang, debíamos ir con Ellos y que había otras 4 personas esperando también para salir.

Volcán Bromo

Nos dijo que el pasaje costaba Rp 35.ooo y recién cuando le preguntamos que pasaba si el vehículo no se llenaba, nos explicó que si no se ocupaban los 15 asientos, había que dividir el costo total por la cantidad de personas que efectivamente viajábamos (Rp 35.000 x 15 asientos = Rp 525.000).

En nuestro caso, terminamos pagando Rp 65.000 (USD 5) cada uno ya que la Mini van terminó saliendo con 8 personas. Cuando llegamos ya había 4 esperando y al cabo de una hora y media, aparecieron 2 personas más.

Cuando se hicieron cerca de las 17:00 hs. y al ver que no había muchas esperanzas de que viniera más gente, nos preguntaron si estábamos de acuerdo en dividir el costo de la mini van por los 8 que ya estábamos. Todos aceptamos asique por fin emprendimos viaje a Cemara Lawang.

  • En definitiva, el costo del pasaje desde Probolinggo hasta Cemara Lawang termina siendo muy relativo ya que depende de diversos factores. En decir, si sale llena pagarás Rp 35.000 con lo cual si vas en temporada alta vas a tener más posibilidades de que eso suceda.
  • Consejo, cuanto más temprano llegues al lugar de las mini van, más chances vas a tener también de que se llene. Y por otro lado, armate de paciencia y anda predispuesto a esperar las horas que sean necesarias para que tu viaje salga más barato.

En el camino, sentimos un alivio enorme y nos dispusimos a disfrutar de ese trayecto que duró aproximadamente 1 hora y media. El paisaje era muy lindo porque íbamos subiendo la montaña y el color verde era cada vez más intenso.

Tampoco podíamos creer que las laderas empinadas de las montañas estuvieran todas trabajadas y cultivadas. No podíamos entender cómo hacían para trabajar la tierra a esas alturas y con tanta incomodidad por la inclinación. Lo cierto es que en esas tierras tan fértiles y húmedas, los cultivos se veían resplandecientes.

De camino, los chicos encargados de la mini van nos preguntaron con intenciones de ofrecernos una Homestay, si teníamos hospedaje reservado. Les contestamos afirmativamente ya que habíamos reservado a través de Booking una habitación en el “View Bromo Homestay”.

Al llegar a Cemara Lawang y para nuestra alegría, nos dejaron en la puerta de ese alojamiento junto con otras dos personas que también iban al mismo lugar. Llovía torrencialmente y por eso agradecimos no tener que caminar bajo la lluvia para encontrarlo.

Lo primero que hicimos fue preguntar si había en el Pueblo un ATM para retirar dinero o bien si contaban con alguna casa de cambio de divisas ya que entre tanta corrida de la mañana por agarrar el tren y el hecho de que todo lo habíamos tenido que pagar en efectivo, nos dimos cuenta que no teníamos suficiente efectivo para abonar la habitación.

El Señor que nos recibió, nos dijo que en Cemara Lawang no había cajeros para retirar dinero ni casas de cambio pero que un pueblo que quedaba a unos 30 kms. contaba con un ATM. Incluso nos dijo que podíamos ir al día siguiente, contratando una moto.

Acto seguido, nos pidió que lo acompañaramos a la habitación que lamentablemente no quedaba en el mismo lugar donde nos había recibido, sino una cuadra más arriba. Llegamos todas empapadas al igual que nuestras mochilas.

Luego de mostrarnos las instalaciones nos dijo que nos iba a hacer el check -in y que debíamos pagarle en ese momento.

Le recordamos lo que habíamos hablado en cuanto a la falta de efectivo. Pero claro, esos 10 minutos que habían pasado le habían servido para darse cuenta que podía sacarnos más plata si nos exigía pagar allí mismo.

Ni lerdo ni perezoso nos dijo que le abonáramos en dólares, cuando le preguntamos a cuanto nos lo tomaría nos contestó USD 1 = Rp 10.000, valor que se alejaba mucho de lo que veníamos cambiando en las casas de cambio: USD 1 = Rp 13.500.

Cuando hicimos las cuentas, nos pareció que la diferencia era mucha ya que en vez de pagar USD 18 que era lo que estimaba la misma página de Booking, pasaríamos a pagar USD 25, por una habitación que ni siquiera valía el precio original y que ni siquiera contaba con Wifi.

Indignadas con la situación, le dijimos que queríamos hablar con el dueño  y en tal caso negociar con EL, a lo que se negó con la excusa de que vivía a 35 kms.

Entre tantas idas y vueltas, decidimos irnos a buscar otro alojamiento. Cuando le dijimos, rápidamente nos dijo que nos tomaría el dólar a Rp 11.000.

Pero ya había tirado tanto de la soga y nos dio tanta bronca sentir como nos estaba estafando que agarramos igual nuestras mochilas y ante su intento de retenernos parándose en la puerta tuvo que correrse.

Realmente pasamos un momento horrible, se había hecho de noche, no paraba de llover y debíamos salir a caminar para encontrar vaya a saber que hospedaje.

En ese momento, vimos a los chicos que nos habían llevado en la mini van y que previamente nos habían ofrecido su Homestay y fuimos a su auxilio.

Nos mostraron la habitación que les quedaba que realmente parecía sacada de una película de terror, llena de humedad, olía muy mal y ni siquiera llegaba el WIFI.

Pero para ese entonces, nos habíamos quedado sin energías, ya no teníamos fuerzas para seguir buscando, estábamos empapadas al igual que todas nuestras cosas y encima los chicos habían accedido a tomarnos directamente USD 15 que equivalían a Rp 200.000.

Un precio irrazonable en Indonesia para la calidad del hospedaje pero que en Cemara Lawang, donde el abuso es la regla, lo valía.

Más bronca nos dio cuando al día siguiente averiguamos si en el Pueblo podíamos cambiar dólares y nos enteramos que en el Hotel Cemara Indah se podía. Por supuesto que no al valor de una casa de cambio pero tampoco al que nos quería cobrar el chanta del “View Bromo Homestay”.

  • Consejo 2: Asegúrense de llevar efectivo porque de lo contrario quedarán presos de estas situaciones desagradables.

Cómo llegar al Mirador del volcán Bromo por libre

El despertador sonó a las 2:30 am. Pero estábamos tan cansadas del día anterior y encima resfriadas por haber pasado tanto frío bajo la lluvia, que sin consciencia alguna lo apagamos.

Nuestra idea era salir a las 3:00 am ya que para ver el Volcán Bromo, el momento ideal del día es el amanecer. Pero recién a las 3:10 saltamos de la cama y a las corridas salimos del hospedaje aproximadamente a las 3:25.

Comenzamos a caminar rápido, lo más ligero que podíamos. Era de noche e íbamos siguiendo el camino a través del Google Maps.

La única luz que veíamos era la de nuestros celulares que usamos como linternas y la de las incontables motos que se detenían a ofrecernos para llevarnos hasta el primer Mirador con el pretexto de que no llegaríamos a tiempo a ver el amanecer.

Renegadas de tantas mentiras y obstinadas a llegar al Mirador del Bromo por nuestra cuenta, nos negamos a cada una de las personas en moto que se acercaron.

La distancia que separa el centro de Cemara Lawang del primer mirador del Bromo, es relativamente corta. A Nosotras nos llevó aproximadamente 40 minutos, a pesar de que parábamos para descansar porque al haber comenzado a caminar tan rápido y no haber descansado bien por el madrugón, veníamos cortas de energías.

El camino a los Miradores fue muy fácil ya que lo primero que teníamos que identificar era el Hotel Cemara Indah y una vez que llegamos allí no tuvimos más que seguir el camino que continuaba hacia la derecha. Afortunadamente, no había chances de perderse.

Por otro lado, advertir que habíamos llegado al primer Mirador fue muy fácil ya que de repente vimos una cantidad enorme de Jeeps que estaban estacionados y muchísima gente aguardando el amanecer allí. Como nuestra intención era seguir subiendo hacia el Mirador que estaba más arriba, tomamos el camino que a partir de allí se hacía solo peatonal.

Subimos una media hora más, pero el cansancio y el sol comenzando a asomarse en el horizonte, hicieron que nos quedemos en un lugar entre medio de los dos miradores principales. Ademas podíamos aprovechar que allí no había mucha gente y por ende podíamos plantar el trípode en primera fila.

El pueblo de Cemara Lawang desde el mirador.

No pasaron más de 10 minutos cuando la magia del sol comenzó a iluminar de a poquito todo lo que nos rodeaba y que  hasta ese momento era imperceptible a nuestros ojos.

De golpe, el paisaje comenzó a imponerse ante todos los que habíamos  ido a ver el Volcán Bromo. La naturaleza comenzó a hablar por sí sola y a devolvernos las energías que habíamos agotado para llegar hasta allí.

Fue un momento mágico en el cual comprendimos por qué valía la pena madrugar y caminar durante la noche para ir a ver ese espectáculo.

Volcán Bromo

Finalmente y luego de sacar las cientos de fotos que esa maravillosa vista del volcán Bromo ameritaba y con el sol iluminando, emprendimos la vuelta.

Ese camino que habíamos hecho en la oscuridad total, se convirtió en un paisaje hermoso. Gente trabajando en sus chacras, plantaciones de todo tipo, el verde intenso que tanto caracteriza a este País y las montañas a nuestro alrededor fueron el mejor regalo para caminar de regreso.

 

Una vez que llegamos nuevamente al centrito de Cemara Lawang nos fuimos a desayunar al Café Lava Hotel, con las energías renovadas y felices de haber sido testigos de otra de las obras de la naturaleza.

Cómo llegar al cráter del Volcán por libre

Cuando llegamos a Cemara Lawang, nos cansamos de escuchar que para ir al cráter del volcán Bromo era obligatorio pagar una entrada que costaba Rp 250.000 (unos USD 18) los días de semana y Rp 300.000 (USD 22) los fines de semana.

Un precio excesivo si tenemos en cuenta que la gente del Pueblo no ve un centavo de ese dinero ya que va a parar a manos de un Estado totalmente corrupto.

Sin embargo, Nosotras sabíamos que había accesos peatonales que supuestamente estaban prohibidos para los turistas pero a los cuales se podía acceder perfectamente porque varias personas lo habían hecho.

Por ello y para quienes quieran ir al cráter del Volcán por su propia cuenta y caminando, les dejamos los datos para que puedan encontrarlos.

Crater del Volcán Bromo.

Uno de esos caminos sale desde la parte trasera del Hotel Cemara Indah. Allí van a ver una especie de garita blanca con techo de tejas rojo, cuando miren a la derecha van a ver que sale un camino angosto entre la vegetación. Una vez que acceden a él, no tienen mas que descender hasta el mar de arena y atravesarlo hacia el volcán.

Para ingresar al mar de arena tienen que entrar por el camino que se encuentra al lado de la garita.

El otro camino que pueden agarrar para ir al cráter, se encuentra volviendo de los Miradores y sale al lado del único puente que van a encontrar en el camino. A mano derecha, van a ver que sale un camino que deben tomar y luego de 10 minutos de caminar sobre el, van a encontrar un cartel que dice “sólo locales, no turistas”.

Aquí hacen lo mismo, tienen que descender hacia el Mar de arena y atravesarlo rumbo al cráter del volcán.

Tengan en cuenta que una vez que ingresen al mar de arena, nadie tiene derecho a cobrarles nada ya que en el único lugar donde se paga la entrada es por donde ingresan los Jeeps o las motos que van al cráter. Por ende, si alguien se acerca, ignórenlos o digan que ya han pagado la entrada.

Dónde hospedarse en Cemara Lawang

Lamentablemente y a pesar de haber gran cantidad y diversos hospedajes, el precio que se paga en la mayoría no es acorde al precio/calidad.

Por ello y para evitar sorpresas, hay dos Hoteles que son los más populares y que se pueden recomendar. Claro que quizás sean excesivos para nuestro presupuesto mochilero ya que probablemente si estas leyendo este post es porque buscas la manera, al igual que Nosotras, de pagar lo menos posible.

Sin embargo, luego de que nos tocara vivir lo que contamos anteriormente y si pudiéramos volver atrás, intentaríamos planificar la fecha con mucha anticipación solo con el fin de conseguir la habitación más económica del Café Lava Hotel. Si consultan la disponibilidad notarán que ya se encuentra agotado para los próximos meses.

  • Cafe Lava Hotel Bromo Este Hotel se debe reservar con mucha anticipación y si tienen fecha establecida, merece la pena hacerlo. El precio de la habitación doble más económica, con baño compartido, cuesta Rp 175.000 en temporada baja y 175.000 en la alta.
  • Hotel Cemara Indah Este Hotel no ofrece opción de habitación más económica como el anterior, con lo cual, la standard doble cuesta Rp 450.000. Aquí es donde pueden cambiar dinero.

Lugar recomendado para comer y desayunar 

Sin dudas, el mejor lugar para recomendar es el Restaurante del Café Lava Hotel, que también recomendamos como hospedaje.

Nosotras fuimos a cenar allí a pesar de no habernos hospedado en ese Hotel. El precio de la comida es razonable y acorde con su calidad, el lugar es limpio y agradable, buen Wifi y lo mejor es que se puede pagar con tarjeta de crédito.

Por otro lado, también es una buena opción para ir a desayunar cuando vuelves del Mirador del Bromo. El desayuno sale Rp 40.ooo por persona y es libre, es decir te podes servir cuantas veces quieras todas las variedades de comidas e infusiones que ofrecen. Desde huevos, frutas, tostadas, comidas orientales, etc.

Más información útil

Llegar a Probolinggo en Bus

Otra opción para viajar hacia Probolinggo es tomarte un autobus de larga distancia desde cualquier punto del País. La terminal de ómnibus se encuentra muy cerca de donde salen las mini van que te llevan a Cemara Lawang, con lo cual puedes ir caminando.

Pero al igual que en el caso anterior, ni bien te bajes del micro, camina directo a las mini van, sin escuchar a nadie ya que todos intentarán venderte el Bromo.

Excursiones al Volcán Bromo

Si no estas dispuesto a caminar para ir a los Miradores y al cráter del Bromo, puedes contratar una excursión. Te la ofrecerá todo el mundo desde el momento en que pises Probolinggo hasta que prácticamente te vean que estás subiendo el cráter.

Cuentan con distintas ofertas y maneras de conocerlo, pero la más común y la que hace todo el mundo es ir en Jeep.

Te pasan a buscar por tu hospedaje y luego te llevan primero a un Mirador para que veas el amanecer y luego te dejan cerca del ascenso al cráter para luego regresarte nuevamente al pueblo de Cemara Lawang.

El precio de esta excursión no va a bajar de Rp 200.000 pero lo más caro aquí es la entrada que debes pagar, que como dijimos cuesta Rp 250.000 los días de semana y Rp 300.000 los fines de semana.

Por otro lado, muchos te ofrecerán una opción intermedia que implica llevarte en moto. En este caso nos habían ofrecido llevarnos por Rp 100.000, pagando aparte la entrada que comentamos anteriormente. En este caso el precio es más negociable aún ya que en este País, el regateo es la regla.

*Si llegaste hasta acá es porque probablemente estas planificando tu viaje. Si quieres algunos consejos, te dejamos el siguiente link sobre Cómo viajar sin dinero.

Si te gustó este post puedes compartirlo y dejarnos tu comentario.¡Nos harás muy felices!

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Comentarios (2)

Geniaaaaass!!! Vicky y Iara por siempre leyendo su blog! Sigan así 👏👏👏

Responder

Ustedes genias!!! Muchísimas gracias chicas por el aguante 🤗

Responder